------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una Banda de Hermanos…

LUEGO DE 30 AÑOS SE DESPERTO UN LEON DORMIDO:

EL EXPLORCAB9, UN GRUPO, HOY DE HOMBRES, AYER

DE MUCHACHOS, QUE CONOCIERON EL LIMITE,

"A TODOS ELLOS, LOS SALUDO"

Guillermo Raúl Outes

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“HOMENAJES A GUILLERMO RAÚL OUTES”

CREADOR DEL BLOG

CONTADOR DE VISITAS

PARA MEJOR COMPRENSION DEL BLOG:

LA INTENCION DEL AUTOR FUE NARRAR LOS HECHOS CRONOLOGICAMENTE. PARA VER LA HISTORIA DEL EXPLORCAB9 CLIQUEAR EN LA ETIQUETA CORRESPONDIENTE (a la derecha sobre fondo verde) O IR AL PIE DE CADA PAGINA Y CLIKEAR DONDE DICE “ENTRADAS ANTIGUAS" HASTA LLEGAR A LA ETIQUETA DESEADA.

( LA FOTO INICIAL Y LOS HOMENAJES SE REPITEN EN TODAS LAS PAGINAS)


jueves

ACLARACION:
A los lectores del blog, para que no se confundan en la interpretación que hagan cuando lo lean. También para aquellos que nos han hecho llegar sus comentarios, los que hemos respondido oportunamente, cosa que agradecemos mucho.
 (NO es para los que se esconden en el anonimato pues éstos carecen de “valor”, del valor que en todos sus sentidos tiene el término).

Los hechos históricos que se describen en el blog son hechos reales vividos y contados tal cual sucedieron por uno de sus principales protagonistas, el Señor Guillermo Raúl Outes, lamentablemente fallecido, soldado clase 1959 que en 1978 participó en el conflicto del Beagle y somos cientos de compañeros de colimba, más muchos habitantes de la ciudad de Puerto Deseado Pcia. de Santa Cruz y parte del cuerpo de suboficiales de esa época, con los que estamos en contacto, que podemos atestiguar que cada hecho que se comenta es real y sucedió tal cual se cuenta, por supuesto que sin ningún tipo de animosidad hacia la institución militar y sin ningún tipo de tendencia política.
 Lo que se describe y que fácilmente se puede constatar por las fotos publicadas, que son lo suficientemente elocuentes (tenemos más fotos); es en contra del mal trato recibido por los que ejercieron el poder en esa época y no nos estamos refiriendo al “típico trato militar”.
Corría el año 1978, la mayoría éramos de Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Fuimos llevados a Puerto Deseado sin poder avisarle a nuestras familias donde estábamos, algunos padres tardaron casi dos meses en enterarse donde estaban su hijos; muchos hicimos la instrucción militar en ropa de civil porque no había uniformes; nos peleábamos a muerte por un pan porque la comida escaseaba bastante; dormimos durante meses en un galpón de madera lleno de agujeros por donde se filtraba la escarcha, dormíamos en el piso, con tres mantas, una hacía de colchón y con las otras dos nos tapábamos, los que teníamos la suerte de poder conservarlas; para los que no conocen, esa zona de la patagonia es muy fría y ventosa sobre todo por las noches. Nos enviaron a la guerra con Chile casi sin instrucción militar, con armamento inservible, vehículos en pésimo estado, sin ropa adecuada para la zona y las bajas temperaturas, con alimentos y provisiones insuficientes, sin tener la menor idea de la estrategia a seguir, sumado a eso el pésimo trato humano recibido, fuimos maltratados, golpeados, no sólo golpes de puño y patadas, que era lo más habitual también nos golpeaban con palos y sables, muchos compañeros fueron estaqueados a veces al sol, otras tapados con ramas, metidos en cisternas a tres metros de profundidad durante días sin agua ni alimentos, bailados y recontra-bailados hasta decir basta, especialmente en horas de la madrugada semidesnudos en medio de la estepa. Hay muchísimas más situaciones, esto es un resumen un poco desordenado pero creo que aclara un poco la idea que se quiso trasmitir.
Lo que lograron con todo esto fue crear entre nosotros un sentimiento de unidad frente a tanta adversidad y ese sentimiento es el que no sólo nos sigue manteniendo unidos después de tantos años sino que cada vez es más fuerte entre todos nosotros.
“Lo más importante de todo y el punto principal de esta aclaración es lo siguiente:
 Ninguno de nosotros, ni siquiera los que fueron muy maltratados y que debido a esto han quedado con secuelas para el resto de sus vidas, absolutamente ninguno, dudamos un segundo en dar la vida para defender a nuestra patria, ningún compañero arrugó cuando nos dijeron el 22 de diciembre de 1978, tanto en la guarnición Puerto Deseado como en los puestos de avanzada en Monte Aymond, Punta Loyola y la Maragata en Río Gallegos que se había declarado la guerra con Chile y que íbamos a entrar en combate en pocas horas, que nadie confunda los tantos, hablando mal y pronto… cuando hubo que poner los huevos por el país los pusimos!!! con mucho valor y patriotismo a pesar de nuestra juventud, sólo teníamos 18 años y de nuestra inocencia de a que nos íbamos a enfrentar; cuando decimos valor y patriotismo sabemos muy bien de qué estamos hablando, sabemos el peso que tienen esas palabras cuando llega la hora de demostrarlo, cuando hay que defender al país y en esas fronteras lejanas, sabemos que no se trata de simples palabras leídas en un libro de historia, lo sabemos muy bien!!!
Por todo esto es que estamos cada vez más orgullosos de haber pertenecido a ese fabuloso grupo humano de colimbas que conformó el Legendario Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada 9 (Explorcab9) de Puerto Deseado, Pcia, de Santa Cruz que en 1978 estuvo presente frente al conflicto del Beagle.”

1 comentario:

Ringo dijo...

Es posible que los comentarios vertidos en este blog, se hallen contaminados de algun resentimiento;somos humanos y no es facil perdonar tantos agravios, muchos innecesarios y evitables. Entiendo que al principio pensamos que ese destrato era parte de la instrucciòn militar y el ablandamiento moral para uniformar ordenes y criterios;pero con el pasar del tiempo,la realidad de Malvinas (similar al 78 pero sin guerra)y los films que muestran en otros latitudes el honor de muchos mandos militares y el cuidado mostrado hacia sus soldados para proteger sus vidas, concluimos que actuaron con total impunidad hacia jovenes -muy jovenes - que fueron a defender a la patria y no a recibir desprecios, toda vez que mas alla de la condicion de soldados, eramos seres humanos susceptibles de respeto. El tiempo nos dio la razon, ya que a raiz de esos excesos asesinaron al Soldado Carrasco y con ello se aboliò el Servicio Militar Obligatorio. En el pecado esta la penitencia.
Hoy la realidad es otra, basta ver los uniformes, las fotos de los ranchos y la cocina de estos. Otras instalaciones y seguramente otros cuadros. Anonimo quizas es de esta nueva generacion y lo entiendo, pero eso de morir por la patria me parece un comentario infantil. Hay que vivir para defender a la patria, hay que estar bien alimentado y sano. Hay que poder confiar en tus superiores y no verlos como cuasi enemigos.
Para ser Jefe hay que saber mandar. Es necesario ponerse al frente de la propia tropa y conducirla con valentia e ingenio. Hay que embarrarse y sufrir el clima. Entonces se podrìa pensar en dar la vida por la patria. Pero este es el fin ulterior, jamàs un principio de nada.
Serìa importante debatir la posibilidad de un ejercito profesional y patriòtico, ya que se vienen tiempos donde habrà que defender el agua y otros bienes que escasean por el norte del mundo. Para ello, deberìan recordar los golpes militares como una mancha en la institucion que los cobija.
Vaya nuestro respeto a quienes leen estas palabras y las califican de injustas por no haber actuado aviesamente en el ejercicio de sus cargos, pues no son precisamente para ellos.