------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una Banda de Hermanos…

LUEGO DE 30 AÑOS SE DESPERTO UN LEON DORMIDO:

EL EXPLORCAB9, UN GRUPO, HOY DE HOMBRES, AYER

DE MUCHACHOS, QUE CONOCIERON EL LIMITE,

"A TODOS ELLOS, LOS SALUDO"

Guillermo Raúl Outes

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“HOMENAJES A GUILLERMO RAÚL OUTES”

CREADOR DEL BLOG

CONTADOR DE VISITAS

PARA MEJOR COMPRENSION DEL BLOG:

LA INTENCION DEL AUTOR FUE NARRAR LOS HECHOS CRONOLOGICAMENTE. PARA VER LA HISTORIA DEL EXPLORCAB9 CLIQUEAR EN LA ETIQUETA CORRESPONDIENTE (a la derecha sobre fondo verde) O IR AL PIE DE CADA PAGINA Y CLIKEAR DONDE DICE “ENTRADAS ANTIGUAS" HASTA LLEGAR A LA ETIQUETA DESEADA.

( LA FOTO INICIAL Y LOS HOMENAJES SE REPITEN EN TODAS LAS PAGINAS)


sábado

LA VIDA EN EL ESCUADRON



La vida en el Explorcab transcurria con una monotonia aburrida desde Marzo 78 hasta aproximadamente Mayo todo era lo que los milicos llaman, instruccion, bailar, marchar, recibir ordenes, nos brindaban una capacitacion basicos de tiro con distintos tipos de armas cortas y largas etc
El primer gran cambio se dio aproximadamente a mediados de abril, la oficialidad comenzo a seleccionar conductores y mecánicos aun no se sabia para que, pero como todos veniamos avivados que los choferes la pasaban bien cualquiera que sabia andar en tricíclo se queria anotar.

Luego de una seleccion de unos 30 compañeros, estos por gracia del destino se fueron de PuertoDeseado, dejando los primeros frios y la soledad, para viajar a Entre Rios y Bs. As. (Boulogne) a los efectos de capacitarse en el manejo y manteniento de tanques, meses mas tarde los volveriamos a encontrar en la situacion menos pensada, pero esa es otra parte de la historia.

Aun permanecia en el Explorcab 9 el remanente de la clase 58, algo curioso me paso una mañana .
un soldado de la clase 58 que vivia en Avellaneda me localizó y al ser del barrio, aunque no nos conocíamos, me adoctrino sobre algunas cuestiones básicas para sobrevivir .

Cuando un muchacho se incorporaba al servicio militar todos los parientes le aconsejaban pasar desapercibido y decir que no sabia hacer nada, para no tener un puesto fijo en el cuartel y salir de baja antes (retirarse de la vida militar), en Pto. Deseado la estrategia debia ser la contraria, segun mi nuevo tutor de la 58 ,debia inscribirme en todos los puestos que pudiera, llegaría el día que en la formación de la plaza de armas (Patio central del Escudrón) preguntarian nuestros conocimientos para puestos especificos a cubrir para lograr la normal actividad del mismo, que como ya les comenté, tenia vida tal, como una ciudad autonoma.

Fue de esa forma que me anoté como soldador, (tenía basiquisimos conocimientos escolares de la cosa, lo que me costo varias patadas en el culo del jefe de mecánicos),dibujante técnico y si pedian amas de casa tambien me anotaba, ya que lo principal ,según mi asesor de la 58 consistía en conseguir una covacha (refugio, lugar de trabajo) para pasar el crudo invierno que se avecinaba , el mismo colimba de la 58, el ultimo dia que estuvo en Deseado me regaló su pasamontaña tejido que me protegeria tantos dias de aqui en adelante. (El pasamontaña se lo envié a un vecino en Malvinas, su madre me vino a visitar desesperada, para saber como debia mandar una encomienda, dudo que le halla llegado)

La cuestion es que el bendito dia de la consulta popular llegó y me enganche en la oficina de finanzas de la intendencia del Explorcab 9 como dibujante tecnico (?????), la cuestion que en un año y 1/2 no dibuje nada, estaria ocupado en otras cosas..........

Mi compañero fue Claudio Gavigliani, por esas cosas insolitas ambos fuimos a la frontera cuando en teoría una de los dos debía viajar (Yo creo que lo cagaron a él, pues los morochos ibamos de cabeza y él es rubio de ojos claros, para colmo lo metieron en una sección de combate y yo seguí perteneciendo a la compania de servicios, mas tarde Batallón Logístico 9)´
Enseguida pegamos onda y nuestra covacha paso a ser nuestro refugio, cuando la melancolía nos abatía y queriamos alejarnos del mundo militar, en la covacha de finanzas,escuchabamos música, escribiamos larguísimas cartas y teníamos la complicidad de los suboficiales de semana a los que le decíamos que ibamos a liquidar los sueldos
En el edificio de la intendencia teníamos un bañito privado con inodoro y todo ,ademas nuestra covacha era la unica en tener kichinette donde nos caloentabamos el cafe con leche a la mañana y preparabamos el cafe para nuestros jefes (Sargento 1° Delpiano y Sargento Barrios,este último tambien se encargaba de la zapatería)
Basicamente realizabamos tareas de oficina, ya instalados en la covacha y adaptados a la vida militar la estabamos pasando muy bien en comparacion a las secciones de combate formadas principalmente de los que no sabían hacer nada, los que no podían hacer nada y los que decían no saber nada para teoricamente pasarla bien (craso error)

1 comentario:

EL ORDEN dijo...

Hola Guillermo... tus relatos son espectaculares... tienen la sencillez de las vivencias inolvidables; yo vivì Deseado desde el otro lado, desde el pueblo y la escuela; era maestro en el colegio San Jose, donde Mario Caccia daba refugio a "los soldaditos" como siempre decía; en algun momento voy a publicar tus relatos en el semanario local EL ORDEN y en un libro que estoy preparando sobre distintas vivencias de Deseado; Luciano Della Rosa me escribió hace un tiempo y luego no hubo segunda parte de su relato;
saludos cordiales

Mario dos Santos Lopes
deseadorevista@yahoo.com.ar